domingo, 2 de junio de 2013

Día internacional de la trabajadora del sexo: una fecha para derribar estigmas

Historia de lucha
El 2 de junio de 1975, 150 trabajadoras del sexo ocuparon una iglesia en Lyon (Francia) para exigir el cese de la violencia policial. Después de una semana, fueron sacadas a la fuerza. El pueblo francés las apoyó en sus acciones. Es por ello que en esta fecha se conmemora la lucha de las trabajadoras sexuales.

Hoy se celebra el Día Internacional de la Trabajadora Sexual. En Costa Rica, una ONG integrada por mujeres que laboran en dicho oficio exige dignidad y busca derribar prejuicios.

Así les canta a las criaturas de la noche el maestro cantautor cubano Silvio Rodriguez, Flores Nocturnas


ALONSO MATA BLANCO
 amata@nacion.com
revistadominical@nacion.com
PUBLICADO EL 02 DE JUNIO DEL 2013
Tiene 30 años de dedicarse al trabajo sexual. Su nombre es Jazmín y se guarda su apellido con la misma precaución con la que a lo largo de su vida ha ocultado su oficio a sus tres hijos.
Ahora tiene 52 años. Sus hijos ya están grandes, pero ella aún ejerce, pues “la menor está sacando la Universidad y la plata hace falta...”
Por eso empezó en ese trabajo: para sacar adelante a su familia, cuenta, sin ánimo alguno de hacerse la víctima. En realidad, proyecta ser una mujer empoderada que clama por los derechos y la dignidad de quienes –como ella– por distintos motivos decidieron ejercer el trabajo sexual.
Hoy se celebra el Día Internacional de la Trabajadora Sexual, y Jazmín, al igual que varias de sus colegas, aprovecha la fecha para exigir condiciones de salud y derechos laborales.
“Yo no quiero que otras trabajadoras del sexo vivan lo que yo viví. Se pasan momentos muy duros; hay discriminación e inseguridad”, dice.
Ella es integrante de la organización La Sala, la cual busca derribar los estereotipos, estigmas y riesgos que acompañan al trabajo sexual, así como mejorar la calidad de vida de las mujeres que lo ejercen, sin juzgarlas ni tratarlas como “pobrecitas”.
Justamente por los estigmas y prejuicios que existen en torno al oficio sexual es que Jazmín le ha dicho a su familia que labora como camarera en un hotel y no como trabajadora sexual. Cree que no la entenderían...
La salud, más allá de la típica prevención de VIH y el sida es otro tema clave. “Las trabajadoras del sexo son más que una vagina. En los sistema de salud se les atiende solo desde lo genital, pese a que son mujeres como cualquier otra, que requieren una atención integral”, manifestó, para añadir luego que muchas de ellas no están aseguradas pues no cuentan con los recursos suficientes para pagar las cuotas.
Se quejan de que sus demandas, por lo pronto, no han sido escuchadas por quienes ocupan puestos de poder. Ni en la Asamblea Legislativa, ni en la Presidencia, ni en la municipalidad les prestan atención. Pese a ello, siguen luchando en busca de su objetivo.
Para Nubia y Jazmín, cuando se solventen las carencias señaladas y se derriben los prejuicios en torno al tema, las trabajadoras sexuales podrán ejercer su oficio de una forma más digna y segura.
Hace exactamente treinta años, el gran cantautos villanuevero, DANIEL CELEDÓN, estremeció el mundo de la canción vallenata con varios temas sociales, entre ellos, MUJER MARCHITA, una crudo radiografía del mundo en que viven las criaturas de la noche. JORGE OÑATE hizo una magistral interpretación acompañado del acordeón del inmortal JUANCHO ROIS. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario