viernes, 3 de mayo de 2013


 ¡Vamo a’ hablá Costeñol, no joñeee!
Primera parte



Bienvenido, Costeñol, forma y contenido de nuestra idiosincrasi caribeña.

José Elías Cury Lambraño.
Político, filólogo, escritor, filósofo, docente y políglota colombiano nacido en el municipio caribeño de Corozal, en el departamento de Sucre, el 24 de marzo de 1924 y fallecido el 7 de febrero de 2007 en la misma ciudad. José Elías Cury se dedicó durante más de cincuenta años al estudio sistemático del español hablado en la costa Caribe colombiana, que él llamó costeñol (por ser el español hablado en la costa) y lo elevó a la categoría de dialecto.



COSTEÑOL
JOSÉ ELÍAS CURY LAMBRAÑO
EXISTENCIA DEL "COSTEÑOL SABANERO"
PUNTOS DE ACUERDO
EL COSTEÑOL:

Ni divagación, ni chifladura, ni pasatiempo...
Cuarenta fatigosos años de investigación precedidos de otros tantos de inquieta y fogosa observación, constituyen el laboratorio severo donde José Elías Cury Lambraño ha acrisolado el costeñol, dilatando la pupila para descubrir en el claroscuro de la distancia el ademán diciente del costeño, o aguzando el oído para percibir la suavización fonética o la licuación vibrante del sabanero, o la aspiración del costellano que corta vocablos para tonalizar sentimientos.
Cuarenta años atesorando experiencias, formulando principios, alofonando sonidos y graficando murmullos sin atreverse a decir nada, o a mostrar nada, porque el hallazgo era "demasiado  hermoso para ser cierto" y no había que exponerse a las desilusiones.
El tiempo pasó. Se formaron las regiones. Y uno de los principios validos para su formación fue la lengua.
Cury no estaba equivocado: la Costa es bilingüe. CASTELLANO y COSTELLANO marchan ahora juntos demostrando que la evolución romancera continúa.

COSTEÑOL VERSUS ESPAÑOL
PREFACIO
 
a.       A orillas del Caribe colombiano, sin saber cómo ni por qué, un pueblo joven está creando un código idiomático que impresiona por su ágil y eficiente funcionalidad.
 
b.      La estructura del vigoroso dialecto emergente presente modalidades, tan extrañamente nuevas, que desbordan los parámetros de la Lingüística contemporánea.
 
c.       Los sabios en Letras Humanas, cuando conozcan científicamente el insospechado fenómeno, van a recibir la más inesperada de las sorpresas: ha nacido el primer idioma bifronte, bivalente... BIDIMENSIONAL.
 

 
PLANTEAMIENTO  INICIAL
Comienzo declarando aquí y ahora -"hic et nunc-" como decía Saussure- que estoy en capacidad de demostrar que las variantes regionales registradas por el Atlas Lingüístico y Etnográfico de Colombia (A.L.E.C. - I.C.C.) como existentes en el habla popular de los costeños del norte del País, conforman un conjunto dialectal que yo llamo COSTEÑOL, como parte que es de la gran "comunidad dialectal andaluzada" que integran los hablantes de la extensa cuenca bañada por el legendario mar de los Caribes.
 
Y que, entre esas variantes colombianas aludidas por "ALEC", hay una que ostenta características propias, fonéticas, semánticas y sintácticas, tan definidas y numerosas, que ya es digna de nombre propio y de cuidadoso estudio gramatical: es la variedad diatópica más evolucionada del "costeñol", el "Costeñol Sabanero" de los departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba, a cuya estructura voy a referirme con mayor detenimiento.
 
Porque, necesario es decir aquí, aunque sea a vuelapluma, que yo distingo dos grandes modalidades del Costeñol: la nororiental, desde Barranquilla hasta el Cabo de la Vela (departamentos de Atlántico, Magdalena, Cesar y Guajira), y la noroccidental (departamentos de Bolívar, Sucre y Córdoba). Para diferenciarlas, es suficiente observar la pronunciación del fonema /R/ ante consonante. Por ejemplo:
 
El "ñero", todo el mundo lo sabe, exclama:
"¡ Er-r-r-da, cipóte-e-gár-rsa-en-la-bóca-er-cáño!"
 
El Samario:
"¡Er-r-r-di, trónco-egár-rsa-en-la-bóca-el-cáño!"
 
El sabanero raizal, yo, por ejemplo:
"¡Edda, pálo-e-gádsa-en-la-bóca-ec-áño!"
 
Pero el tiempo de que dispongo no permite que hoy me detenga en el estudio de las diversas modalidades diatópicas y diastráticas del "Costeñol", como son el "Costeñol Indiano", el "Afrocosteñol", el "Costellano" y el "Corronchol". Debo limitarme a lo prometido: al "Costeñol Sabanero" y sus consecuencias en la lingüística y en las gramáticas actuales. 

Sin embargo, no está de más que les enseñe, siquiera, un ejemplo de cada una de estas modalidades que acompañan el "Costeñol Sabanero" en el departamento de Sucre, por lo menos. 

Costeñol Indiano:

“no-vuá (voy a) – dí-na-pallá (ir nada para allá) a-vé-la gadsa.
Ta-jaciendo-mucho-só (sol). 

(Comunidades indígenas de Sampués y San Andrés de Sotavento.) 

Afrocosteñol:

“no-voá (voy a) –rí-na-payá ( ir nada para allá)
Este-só-meá-ráo-roló-e-cabeza (este sol me ha dado dolor de cabeza).

(Comunidades negras rurales de Tolú, San Onofre y Marialabaja). 

Costellano:

(alto costeñol, mester de burguesía):
“Nada que voy a ir allá. Esa garza puede ser todo lo mamonuda que quiera pero yo tengo un chorro de vainas pendientes para andar de pato garcipoliando por ahí”. 

(La gente importante de las cabeceras urbanas en diálogo con personas distinguidas). 

Corronchol:

(bajo Costeñol, mester de rulalía):
“Eedda-carajo-no-jóñe-no-sea-pendéjooo! Yo."nunca-me-vía-patiáo -un   tronco-e-nimá-dése-pocte. Ni-que-tuviera-enrazao-con-ep  pecucho. ¡Póuta.caraj!” 

(Todos los campesinos sabaneros que usan abarcas de “trej-puntá”, y sombrero “concha-e-jobo, o el típico “vueltiao”.
 
Ahora sí, continunamos haciendo la presentación anunciada del “Costeñol Saabanero” en su “mester de mediania”, la más avanzada y sorprendente modalidad del “Español Caribeño” de Colombía, conjunto dialectal andaluzado al que propongo, que llamemos “Costeñol, por las razones que traeré a cuento más adelante en esta breve exposición.


EXISTENCIA DEL "COSTEÑOL SABANERO"
PUNTOS DE ACUERDO
 
a.       Es indiscutible la existencia de la variante aludida en el planteamiento inicial. Así lo reconocen unánimemente los colombianos, con el beneplácito de las más altas autoridades de la Lengua en el País.
 
"Uj-ómbe - cómpa / lo - demáj - son  - fattedádej / vaápuéj.../"
 
Valga este ejemplo para comenzar.
 
b.      También es innegable que una de las manifestaciones que con mayor claridad tipifican la identidad del habla costeña es la fonética. Veamos:
 
"Juaquín, mojóso, eb-búrro, la puécca, ep-pérro, ec-quéso, cájlo, la pájta, ec-cuadéjno, ed-sápo, páta-e-pérro, narij-e-guasalé, fátto-e-miédda, ejcaséj-e-lúj-i-água, la paré, ed-reló, Yamí-Amá, ed-dótto-Búggo-jojéda, ed-dótto-cájlo-villábba.
 
Verbigracia, por ahora.
 
Continuará...
Esperamos sus comentarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario